1. Pasándolo bien en una convención


    Fecha: 10/07/2024, Categorías: Infidelidad Autor: Anónimo, Fuente: RelatosEróticos

    Hacía poco más de un año que había contraído matrimonio con mi mujer Carmen. Ella es profesora de alemán en una academia propiedad suya y de su mejor amiga de la facultad de filología.
    
    Yo llevo casi 11 años trabajando en la misma empresa, tengo un cargo con cierta responsabilidad.
    
    Aunque mi sueldo y el de Carmen no son muy elevados, el llevar una vida con pocos lujos nos ha permitido comprar un chalé en una buena zona de Sevilla y empezar a planificar el tener al menos un hijo.
    
    En las últimas semanas estoy siendo testigo del despido de varios de mis compañeros, no porque la empresa vaya mal -tampoco lo contrario- sino por la llegada de dos nuevos empleados con la función de maximizar los beneficios que han decidido comenzar por reducir la plantilla.
    
    Hace algo más de una semana, en mi turno de tarde, me colé en uno de sus despachos y pude ver la lista de empleados prescindibles, para mi desgracia yo estaba en ella.
    
    Este fin de semana pasado teníamos una convención en un famoso hotel de la capital andaluza, aprovechando que era desde el viernes hasta el domingo y que teníamos un gran descuento, le propuse a Carmen que viniera conmigo y se alojara en mi habitación.
    
    El primer día de convención fue normal: toma de contacto, alguna charla aburrida sobre el futuro de las telecomunicaciones, etc,... Sin embargo, el sábado, el ambiente estaba un poco más animado. De hecho, después de almorzar y el café algunos de los presentes pasaron por el restaurante del hotel para consumir algunas copas. Yo no suelo beber y no lo hice, los 2 nuevos empleados, Jorge y Luis tampoco.
    
    El resultado de que los tres no hubiésemos bebido nos hizo compartir un mismo nivel de sobriedad distinto al del resto y, aunque yo soy entre 10 y 15 años más joven que ellos dos, era algo que no se notaba en la conversación.
    
    La charla tenía pinta de ir para largo, así que avisé a mi mujer y bajó al restaurante para unirse a la mini-reunión. Como ella había estado toda la mañana de compras por el centro no tenía ganas de volver a salir más.
    
    Cuando ella llegó pude ver en la cara Luis, y sobretodo en la de Jorge, que Carmen había gustado físicamente y justo en ese momento hubo una especie de clic en mi cabeza. Hice un hueco en el sofá en el que estábamos Jorge y yo, poniendo a mi mujer entre ambos y frente a Luis.
    
    Cabe señalar que Carmen, a pesar de ser bastante habladora, es una mujer seria, muy moralista, recatada y en el aspecto sexual se deja hacer pero con muchas reservas. Físicamente es menudita, delgada aunque no está falta de curvas.
    
    Llevábamos un buen rato conversando, incluso Carmen ya había explicado nuestra intención de formar familia, cuando ella se levantó para ir al aseo, cosa que Jorge aprovechó para tocarle la cintura al ayudarla a pasar y furtivamente mirarle su culo.
    
    Con Carmen fuera de la reunión Luis me dijo –Manuel, nos caéis muy bien tú y Carmen, pero antes de que comencéis a formar una familia debes saber que, aunque no es definitivo, ...
«1234...9»