1. Tomé viagra por accidente y mi hermana me ayudó


    Fecha: 10/07/2024, Categorías: Incesto Autor: Calvin, Fuente: CuentoRelatos

    Entramos a la casa y me dirigí directo a hacer pipí. Me encerré en mi cuarto y dormí como máximo 40 minutos. Mi mamá me despertó para comer. Bajé a comer y mi hermana ya estaba sentada. Mi cabeza no dejaba de pasar las imágenes de lo que había pasado hace un par de horas.
    
    Mamá: Chicos, su papá y yo tenemos que salir de emergencia de viaje el lunes. Es para atender unos asuntos con un proveedor
    
    Yo: ¿Cuánto tiempo van a durar fuera?
    
    Mamá: Será una semana, el otro lunes estaremos de regreso
    
    Dayna: Cuídense mucho, no manejen rápido si agarran carretera
    
    Pensé que sería una semana tranquila y relajante, me distraería de lo que pasó con mi hermana. Finalmente, dejé a mis papás muy temprano en el aeropuerto, de ahí llegarían a la otra ciudad y rentarían un carro para continuar con su viaje.
    
    Mamá: Cuídense mucho, no salgan si no es necesario y cierren bien las puertas. Les dejé dinero para mandado y si acaso, gasolina.
    
    Me regresé a la casa y me percaté de que el cielo se estaba nublando, probablemente llovería más tarde. Tenía mucho cansancio así que en cuanto llegué a casa me dormí. Tuve un sueño en el cual estaba mi hermana con un vestido fino oscuro y yo con un traje gris. Estábamos como en un evento de gala. En el sueño, mi hermana me coqueteaba y me llevaba a un cuarto como de hotel donde claramente cogeríamos, pero lamentablemente me quedé con las ganas ya que me desperté. Tenía el pene duro y me lastimaba un poco así que me saqué el short y empecé a masturbarme. No pude terminar porque tocaron la puerta para entregar una información innecesaria. Se me quitó el sueño y me dirigí a ver la tele. Empezaba a llover apenas y en la tele avisaron que llovería todo el día. Escuché que mi hermana se levantó y se dirigió a sentarse en el sillón conmigo. Venía vestida con un pijama grande tipo mameluco y con solapa en el trasero que decía “peligro”, siempre me he preguntado si se podía quitar esa solapa y dejaba su trasero expuesto o era decoración. Se sentó en el sillón conmigo para ver la tele.
    
    Dayna: ¿Ya desayunaste?
    
    Yo: No, ¿quieres hot cakes?
    
    Dayna: Si por favor, te ayudo con el café
    
    Hicimos el desayuno y mientras platicábamos como si nada. Al fin habíamos vuelto a la normalidad y ser los hermanos que éramos. Nos repartimos los quehaceres, ella se metió a bañar mientras yo veía una película. En vez de ver la película. Subí a mi cuarto para recoger el cargador de mi celular y cuando pasé por el cuarto de mi hermana escuché que estaba hablando con alguien. Por lo general me pasó de largo, pero alcancé a escuchar algo que me llamó la atención:
    
    Dayna: Amor, ¿cómo que no vendrás a verme? El otro día me dejaste con las ganas y ahora, ¿también?, ¿seguro que nos veremos en la semana? Enserio quiero hacerlo contigo. Si corazón, quiero chuparte ese pene tuyo y que me tomes y me hagas tuya. Sisi papito, me imagino tu pene en toda mi boca mientras me toco. ¿Por favor métemelo… amor? ¡Puta madre! ¡Se fue la señal!
    
    Toda la ...
«1234...»