1. Fui infiel con un actor porno en un colectivo


    Fecha: 10/07/2024, Categorías: Infidelidad Autor: Martina Paz, Fuente: TodoRelatos

    Una de las cosas que más disfruto es viajar. Sobre todo, en colectivo. Me gusta sentarme y disfrutar del paisaje, conversar con desconocidos e intercambiar experiencias. Mi nuevo destino era Mendoza. ¿Por qué? No tengo idea. Siempre quise ir, por lo que, al pensar en viajar por el fin de semana largo, ese destino fue el primero que vino a mi mente. Ariel, mi novio desde hace un par de meses, no podía acompañarme debido a una reunión familiar. Reunión a la que, debido a lo nuevo del vínculo, sentí que no estaba lista para afrontar. Además, recién estamos comenzando a acomodarnos, a entendernos. Desde el primer día él me planteo la idea de tener una relación abierta en cuanto a lo sexual. Cosa que jamás me llamó la atención, pero que, de alguna manera, me interesaba experimentar. Ariel me acompañó a la terminal y lo único que me dijo antes de subir al colectivo fue “disfruta”. Y vaya que lo hice.
    
    No sé cuánto tiempo ni cuantas ciudades pasaron, lo que sé es que cuando desperté, el asiento de al lado ya no estaba vacío, sino que estaba ocupado por un cincuentón de gafas anchas, ataviado en ropa deportiva, que me miraba fijamente, pero no de manera incomoda. En su expresión había algo de tranquilidad que me generó paz desde el principio.
    
    ─Buenas noches, señorita ─dijo el hombre
    
    ─Hola… ¿qué hora es? ─pregunté mientras me incorporaba.
    
    ─Veintitrés y treinta. ¿Viaja a Mendoza?
    
    ─Sí, sí. Creo que dormí más de tres horas.
    
    ─Lo bueno es que está descansada, lo malo que no va a volver a dormirse… soy Máximo ─dijo y extendió su mano.
    
    ─Martina.
    
    Soy pésima para saludar con la mano. No tengo fuerza, todo lo contrario, al hombre, que lo hizo con fuerza, aunque no de manera que me haga doler. Me consultó sobre el libro que tenía apoyado en el regazo y me dijo que no era muy lector, que prefería la música. Hablamos un rato de rock nacional y de algunos artistas de jazz que jamás había escuchado ni siquiera mencionar. Dijo que era común, por mi edad, que a pesar de no saberla, seguramente era muy joven. Al hacerle saber que tengo veintisiete, se sorprendió, argumentando de que parecía de mucho menos.
    
    Me preguntó sobre mi profesión, mis gustos, y esas cosas. Me contó que desde hacía algunos años se dedicaba a la compra y venta de propiedades, pero que en sus “años mozos” había desempeñado una actividad un poco extraña, pero que le había servido para establecerse en la vida. Luego de utilizar las palabras “un poco extraña” varias veces, mi curiosidad fue más y tuve que preguntarle que era esa actividad.
    
    ─Aunque no me crea, fui actor porno.
    
    No recuerdo que pasó por mi mente en ese instante, pero luego de mirarlo a los ojos con idea de descubrir si me estaba diciendo la verdad o haciendo un chiste, mis ojos se fueron directamente a su entre pierna, cosa que notó de inmediato. Sonrió, a lo que yo me sonrojé totalmente.
    
    ─Tranquila, suele pasar ─dijo relajado.
    
    Después de eso, para quitarme la tensión, me contó que empezó de muy joven ...
«1234»