1. Los deseos ocultos de una viuda (2)


    Fecha: 13/06/2024, Categorías: Confesiones Autor: fran, Fuente: TodoRelatos

    Pasé la tarde dando vueltas a lo sucedido con Rosa y la conversación mantenida y una mezcla de sentimiento culpable pero a la vez de excitación me invadía, no se me quitaba de la cabeza su cuerpo armonioso, con curvas, su mirada felina de ojos oscuros, su imagen sentada en el sofá con las piernas cruzadas dejando al descubierto parte de sus muslos, sus pechos aunque ligeramente caídos pero firmes levantando la tela de su vestido en cada respiración que realizaba, me di una ducha de agua fría para intentar calmar mi ansiedad, cuando llegó la noche el silencio se adueño de todo. el sueño me venció pero en un momento determinado un ligero sonido me despertó, pensé que era mi hijo que estaba haciendo algo en la habitación pero no era así, después de levantarme comprobé estaba dormido y volví a la cama a seguir durmiendo.
    
    El ruido volvió a producirse e intenté prestar atención de donde venía, hasta que percibí que procedia del piso de abajo, era un sonido propio de alguna maquinilla intercalado con unos gemidos, la verdad es que las paredes son de papel en mi edificio y se oye de todo……….instantáneamente una luz se me encendió en mi cerebro…….el ruido venía del piso de abajo donde vivía Rosa.
    
    Intenté no moverme para intentar escuchar mejor, el sonido era continuo y pequeños gemidos de placer, porque no podía ser otra cosa, se intercalaban. O bien mi vecina o bien su hija se estaba masturbando, la imaginación se apoderó de mí y una excitación me invadió imaginando a esa mujer, que unas horas antes me había rechazado con un enfado descomunal, gozando, imaginé el consolador rozando sus labios vaginales húmedos y calientes mientras con sus manos se masajeaba sus pechos y su lengua rozando sus labios húmedos y suaves, con los ojos cerrados removiéndose llena de lujuria.
    
    Mi mano se terminó deslizando a mi calzoncillo que bajé, soltando mi polla llena de tensión al aire como un resorte, recorrí mi tronco suavemente imaginando a esa mujer que me estaba volviendo fuera de sí, me mordí los labios no quería mi hijo me oyera, aumenté el ritmo abriendo mis piernas a la vez que masajeaba mis huevos duros, llenos de tensión, en mi mente veía a Rosa saboreando mi verga, cabalgando sobre mí llena de deseo, montándola por detrás, hasta que una fuerte corriente salió de mis huevos a la punta de mi polla y retorciéndome me corrí como un salvaje, cerré los ojos tranquilizándome, el ruido había cesado y de nuevo el silencio se había apoderado de la noche y caí en un sueño relajante.
    
    Al día siguiente estaba preparando mi desayuno, cuando una llamada sonó en mi móvil…………era Rosa.
    
    - Fran disculpa que te llame tan pronto, pero iba a ducharme y al abrir el grifo me ha empezado a salir agua en la unión del grifo con el flexo y no sé cómo arreglar esto ……..¿podrías mirármelo si no te es de mucha molestia y puedes?- me comentó apesadumbrada por la situación.
    
    - No te preocupes acabo de tomar el café y bajo- le contesté.
    
    Terminé el desayuno me puse una camiseta ...
«1234...8»